La Era de Acuario Capitulo 1, parte 1 de 2

“Dios es luz… si caminamos en la luz, como Él está en la Luz, entonces estamos en comunión unos con otros…”  I Juan, 1:5-7.

“Una es el resplandor del sol, otro el de la luna y otro el de las estrellas, y una estrella se diferencia de otra en su resplandor.” I Corintios 15:41.

Cuando hablamos o cantamos generamos ondas sonoras que viajan en todas las direcciones  desde  nuestros  cuerpos  y  pueden  producir  un  efecto  en  quienes  las escuchen.  Nuestros  cuerpos  generan  calor  y  lo  irradian  al  aire  y  cuerpos  físicos próximos, calentándolos en consecuencia. Nuestros cuerpos también generan ondas más sutiles (ondas etéricas, ondas emocionales y ondas de pensamiento) que igualmente salen de nuestros cuerpos y pueden producir un efecto sobre los que nos rodean si están “sintonizados” con ellas. El tipo de ondas etéricas, emocionales y mentales que irradiamos dependen de nuestro carácter. Si somos codiciosos, irradiamos codicia. Si somos generosos, irradiamos generosidad. Si somos amorosos, irradiamos amor….