Presente y Futuro en Astrología

La mayor parte de la gente identifica la astrología con el horóscopo y las predicciones del futuro. Pero en realidad la artrología la podemos definir como una llave de lectura del microcosmos y del macrocosmos, o mejor dicho la dinámica de los mecanismos que trabajan en los mismos.

Cuando decimos microcosmos, obviamente nos referimos al hombre que comparado con todo el universo es la parte más infinitesimal. Cuando decimos macrocosmos, es claro que nos referimos a una cosa mayor y más amplia: todo el sistema solar, constelaciones y las galaxias.

Como dice Max Heindel, “Para quien sabe leer, en el cielo está escrita toda la historia del hombre, pasada, presente y futura”. Y de esta llave de lectura nos serviremos en este breve viaje en el presente y en el futuro que implica toda la humanidad.

Para ello, haremos uso de “La Precesión de la Astrología, que es: esa rama de la astrología que estudia la influencia de la precesión de los equinoccios y de los asuntos humanos a nivel colectivo; debido a que estos mecanismos afectan en el nacimiento y en la caída de civilizaciones enteras, religiones, ideologías y en las estructuras sociales. Naturalmente me estoy refiriendo a aquello que ha escrito Max Heindel en el “Mensaje de las Estrellas” añadiendo mis reflexiones y consideraciones.

Qué es la precesión de los equinoccios?

Para quien no sabe nada de Astrología, explico brevemente de que se trata:

En el punto de encuentro, entre el horizonte celeste y la eclíptica, o recorrido aparente del sol, se encuentra el así, llamado “ Punto Vernal “, igual a la ascensión recta en el sistema ecuatorial, el punto cero de la longitud eclíptica, es el equinoccio vernal. Este punto vernal tiene siempre una constelación atrás que cambia con el tiempo; se entienda bien: constelación, no signo zodiacal; las constelaciones que nos interesan son 12, y tienen el mismos nombres de los signos zodiacales pero, no son los mismos.

Como punto de referencia, para la constelación situada detrás del punto vernal, se toma el 21 de marzo, como día del equinoccio de primavera.

Por efecto de un particular movimiento vibratorio del eje terrestre, en el punto donde cada año cae el equinoccio de primavera, se encuentra el “punto vernal”, que precede ligeramente la ubicación que ocupaba con respecto al año anterior, por este motivo, tal fenómeno se llama Precesión de los Equinoccios. Por efecto de este movimiento del punto vernal a lo largo de las constelaciones, los signos zodiacales y las constelaciones que llevan el mismo nombre, coinciden solo cada 25.920 años, llamado “grande año sideral”, o año Platónico, porque Platón, fue el primero en intuir la influencia de este movimiento procesional sobre las cuestiones humanas.

El movimiento del punto vernal de las 12 constelaciones situadas más allá del recorrido aparente del sol sucede en sentido contrario al orden zodiacal: Ej. (Aries, Piscis, Acuario etc.).

En este momento el punto vernal cae en la constelación de Piscis, en la cual entró en el 350 (D.C) más o menos y en la cual permanecerá hasta el año 2.600 (en cada una de las constelaciones el punto vernal permanece aproximadamente 2200 años) este largo período de tiempo se llama Era de Piscis.

Que han producido? Y que están produciendo sobre la humanidad las vibraciones de las constelaciones de Piscis?

Las constelaciones y los homónimos signos zodiacales tienen las mismas influencias, pero trabajan a niveles diferentes.

La constelación de piscis tiene características sustancialmente espirituales, por éste motivo, durante ésta Era surgió la religión más evolucionada; El cristianismo.

La ley, que caracterizaba la precedente Era de Aries, fue sustituida por el amor y el perdón .

Las influencias astrológicas en el transcurso de las distintas eras han dejado sus símbolos, a través de cada civilización.

El símbolo de piscis , por ejemplo fue el principal signo de reconocimiento adoptado por los primeros cristianos. Pedro, el primer Papa, era un pescador. Jesús, preparó a sus discípulos, con el objetivo de que fueran pescadores de almas. Jesús realizó los famosos milagros de la pesca y de la multiplicación de los peces y del pan.

La mitra que usan hasta ahora los papas, los cardenales y los obispos, nos recuerda: la cabeza de un pez. Al ingreso de la iglesia, se pone agua bendita, porque piscis es un signo de agua. Existe una ley oculta que quiere, que cuando llega a la tierra una nueva energía, se reciban siempre, primero las vibraciones más bajas, así ocurrió también, en el momento del descubrimiento de los planetas Urano, Neptuno y Plutón.

Por lo tanto, de la constelación de Piscis nosotros estamos todavía recibiendo las influencias más bajas y negativas.

Por ejemplo. Qué fue hasta ahora de la espiritualidad de piscis?

Un pretexto para crear guerras, genocidios y persecuciones, si se piensa por ejemplo a las cruzadas, a las persecuciones en contra de las herejías, las torturas y de los exterminios efectuados por la inquisición de la iglesia católica.

Pero piscis es también, un signo de pasividad, por este motivo, el hombre es guiado desde el exterior, por personas que se han dado la autoridad a hacerlo ejerciendo un fuerte poder sobre la humanidad.

Piscis está gobernado por Neptuno, el planeta de la espiritualidad y de la trascendencia, es al mismo tiempo, el planeta del engaño y del caos, razón por la cual, de casi 1600 años, el hombre es engañado y obligado a creer en cosas, que no son como se las presentan y el mismo ni siquiera se da cuenta, porque cree en aquello que se le dice, debido a la pasividad de piscis.

Se cree, que, en los restantes 600 años, de esta era de piscis, la humanidad podrá finalmente recoger las vibraciones más elevadas de esta constelación, llegando así, a vivir la espiritualidad como un instrumento de evolución y nunca más, como un instrumento de poder y de abuso; Max Heindel, nos ensena que la constelación opuesta a aquella donde se encuentra el punto vernal, representa el ideal esotérico y espiritual , hacia el cual la humanidad debe tender en el transcurso de aquella era.

La constelación opuesta a aquella de Piscis, es la constelación de la Virgen, de la cual provienen, las influencias de pureza, de servicio y de discernimiento; por ello se estableció y difundió el culto a la virgen, principalmente en la Edad Media. La gran mayoría de las iglesias, sobretodo aquellas góticas, son dedicadas a la virgen, sea blanca o negra. Las principales catedrales góticas de Francia, están construidas, de modo de reproducir la constelación de la virgen sobre la tierra.

De la Virgen Celeste proviene, el impulso al análisis, al razonamiento y al cuidado de lo particular. En la astrología médica, la virgen gobierna los intestinos, en los cuales se realiza un trabajo a nivel molecular, discerniendo; ya, que los intestinos retienen sustancias útiles y descartan aquellas que no sirven al organismo.

Nosotros, hemos llegado a descubrir la parte más pequeña de la materia: El átomo, hemos entrado en el mismo, estudiado sus componentes, y aprovechamos su energía; esto es: (otro ejemplo, del trabajo virginiano, que estamos realizando en esta era).

Con el paso del tiempo, respecto a esto, debemos incorporar las más elevadas vibraciones de la constelación de la virgen, para limpiarnos y elevarnos a niveles mentales superiores.

Qué, nos reserva el futuro?

Retrocediendo, a lo largo del circulo de las constelaciones la próxima era, es la de acuario, de la cual se habla tanto.

Cuáles serán, los escenarios probables de esta era?

Al respecto, podemos solo hipotizar, basándonos en nuestros actuales conocimientos astrológicos.

Acuario, es el signo de los advenimientos, es progresista, científico humanitario y amistoso.

Podemos entonces, aventurar la hipótesis, que durante la futura era de acuario, la humanidad hará enormes progresos en el ámbito científico; redescubriendo las fuerzas secretas de la naturaleza y utilizará las mismas, para producir energía, (Acuario, gobierna los éteres y la curación).

No se debe creer, que desde el inicio de la era de acuario, en la tierra, reinará un paraíso terrestre. Basándome en la ley, de la que he hablado anteriormente, también en esta era de acuario, percibiremos principalmente las vibraciones más bajas. Y siendo acuario gobernado por el planeta Urano, (planeta de las revoluciones, de la lucha por la independencia, tiene además, una gran capacidad para revertir las más diversas situaciones) es lógico, que al principio se manifieste un período de grandes convulsiones sociales, y que, después como consecuencia se verá nacer una verdadera amistad entre las personas y los pueblos.

Jesús, ordenó a sus discípulos preparar la última cena, en la casa del portador de agua: el acuario

En la última cena, los discípulos vieron por última vez a Jesús, en carne y hueso; por tal motivo, podemos deducir que en la era de acuario, el hombre se presentará posiblemente por última vez, en condición física.

En una carta enviada desde Oceanside, hace muchos años a los Probacionistas, estaba escrito: que, durante la Era de Capricornio (aquella sucesiva a la de Acuario), El hombre será más evanescente, casi desmaterializado, listo, pues, a transferir su estado de conciencia en la dimensión etérea.

La era de acuario, por lo tanto, la podemos considerar una fase preparatoria a éste gran salto evolutivo, por esto en la próxima era el hombre deberá proteger la energía y la dimensión, para prepararse a entrar conscientemente.

La constelación opuesta a la de acuario es, la constelación de Leo, que indicará el objetivo esotérico y espiritual que la humanidad deberá alcanzar en ese período. Leo, es el signo del Ego, de la voluntad y el mando, el hombre deberá por lo tanto, aprender a exprimir su poder interior, empezando por guiar así mismo, sin ser nunca más, dirigido por el exterior.

Como sucede actualmente, Leo, siendo el 5° signo se engancha por analogía a la quinta casa del horóscopo, sector que gobierna los sentimientos, los asuntos del corazón, los hijos y la educación, probablemente la humanidad deberá aprender a educar a los niños, de un modo diferente, mis creativo y divertido, y quizás, los hijos de las diversas familias se consideraran, más de la comunidad, que de sus progenitores.

El amor típico de Leo, puede concientizar el carácter científico de acuario, haciendo de la ciencia un instrumento a favor del bienestar colectivo.

Hubieron diferentes eras de piscis y de acuario, y serán todavía, pero cada vez la humanidad vive, estos periodos en forma diferente a las anteriores; porque el proceso evolutivo, se manifiesta como un espiral que se desarrolla hacia lo alto: se vuelve siempre a los mismos puntos, pera cada vez, a un nivel superior respecto al anterior viviendo pues, experiencias distintas a las precedentes.

Este es, solo un pequeño ejemplo de lo que la astrología, nos puede permitir conocer relativamente en el largo camino evolutivo del hombre, que es verdaderamente eterno.

Que las rosas florezcan sobre nuestras cruces.

 

PRIMO CONTRO

Centro de Padova, Italia

Traducción de Blanca Hilarrachea