La Música Agente Curativo

La Música es una panacea universal, mental, moral y físicamente hablando la música es de continuo valor a medida que sus efectos curativos y de edificación espiritual son conocidos y comprendidos.

Los principios de la ciencia musical están basados en el ritmo del universosonido- por cuyo medio fue construido el Cosmos. La música es la más elevada, fina e importante de las llamadas “artes”, ciertamente es mucho más que un arte- más bien un “poder vibratorio fundamentalmente constructor”.

La música-ritmo- fue usada como un medio curativo en los tiempos antiguos, por las razas primitivas. Se le debe considerar en su aspecto primordial como sonido rítmico. Sabemos cuál es el poder oculto del ritmo en la formación de los Mundos, la creación de las Razas, la vida del ser humano.

La ley del ritmo es una ley del ser universal y de las fuerzas ocultas o invisibles en él; ahora conocemos los descubrimientos del efecto de la música en las desordenadas condiciones humanas.

Los griegos antiguos se dice que fueron los primeros en usar la música como tratamiento regular, la LIRA O ARPA fue el instrumento favorito y también se usaba para acompañar el canto. Las fiebres se aminoraban con las canciones y la sordera era curada con el sonar de la trompeta. La danza se encontró efectiva en el tratamiento de las epidemias.

Se usan obras musicales, tanto como estimulantes o como sedativas y otros varios tipos de música para controlar diferentes desórdenes. Ejemplos incontables se dan a través de la historia que demuestran la eficacia de la música. La ciencia moderna confirma que juega una gran parte en la salud mental y física y en la eficiencia general y fibra moral de la humanidad.

A fines del siglo diez y ocho comenzaron los experimentos científicos, para encontrar el efecto preciso de la música en la mente y cuerpos humanos. Esto ha continuado y hoy es concedido que la música utilizada cuidadosamente y escuchada como es debido, constituye un definido agente curativo.

Ha sido y es usada en los asilos para enfermos mentales, salas de operación quirúrgicas, cárceles, plantas industriales y en las escuelas, en suficiente medida para probar que la música es importante en el mejoramiento y reconstrucción de la salud del organismo humano en todas sus partes.

Es fácilmente comprensible que la música estimula y tranquiliza los sistemas nervioso y emocional, y la investigación ha demostrado que probablemente cada una de las funciones del cuerpo, pueden ser influenciadas por el ritmo y la armonía de tonos musicales mediante la agencia de los nervios auditivos.

Los experimentos han demostrado que la música aumenta o disminuye la energía muscular, afecta la respiración, el volumen y la presión sanguínea e influencia las secreciones internas.

Naturalmente que la influencia de la música en la salud mental debe atraer gran atención a medida que el desarrollo de la mente avanza y la manifestación mental de la era de la vida humana se vuelve más pronunciada por el desarrollo de la mente, y el desenvolvimiento del espíritu, que es lo que constituye la jornada sin fin, en la cual está embarcada la humanidad.

Los médicos, aun aquellos que no cambian sus métodos conservadores de tratamiento, se ven obligados a conceder eficacia al tratamiento por la música, en las enfermedades nerviosas y mentales que están tan diseminadas y son tan difíciles de diagnosticar y curar.

Una mente desequilibrada y neurótica, es especialmente sensitiva a la vibración musical. Estas condiciones son frecuentemente de muy larga duración

y están profunda y firmemente arraigadas en la mente subjetiva del paciente y hasta que ciertas experiencias o sucesos de la vida pasada, con frecuencia de la niñez, son extraídos a la luz y agotados, es casi imposible tratar correctamente la enfermedad y curarla.

De estas mencionadas curaciones han brotado los desórdenes agrupados bajo los títulos de la Medicina Psiquiátrica y Psicosomática que constituyen un nuevo campo en la historia de la Medicina.

Se está verificando cada vez más diariamente, que las emociones y tensiones internas, pueden manifestarse en fatales enfermedades. En muchos casos serios se ha probado que la música ha sido de gran valor. Veamos algunos ejemplos. El hospital John Hopkins en Baltimore, ha establecido un departamento de música en su clínica Phips de Psiquiatría, está dando un resultado grandioso en el tratamiento de la locura, al igual que en los casos no graves de neurosis y desarreglos mentales.

Un paciente a quien le agradaba la música encontró descanso y cura total de su enfermedad recibiendo lecciones vocales bajo una competente dirección. Un hospital de unos 400 pacientes organizó una Orquesta para proveer música a la hora de las comidas.

Se comprobó que dio resultado de muchas maneras y ha continuado en esa labor.

Muchos casos individuales han sido registrados de verdaderas curas por la aplicación de la música y algunas veces por el solo hecho de estudiar, ejecutar y enseñar la música.

La música se está usando cada vez más en diversiones físicas, se ha encontrado que da buenos resultados en el fútbol y generalmente en los juegos atléticos, en las carreras, en las oficinas, y en las escuelas tecnológicas,

en la industria, en los laboratorios científicos y en los estudios de artistas.

La música facilita y esclarece los esfuerzos de todas clases, disminuye la fatiga y eleva la moral en general.

Es interesante notar los efectos de las composiciones individuales en las condiciones mentales y corporales. “LULLABY” de BRAHMS, es útil en muchos casos difíciles. En la depresión mental la QUINTA SINFONIA DE TCHAIKOWSKY. “EL CORO DE LOS PEREGRINOS DE TANHAUSER DE WAGNER”, LOS PRELUDIOS DE CHOPIN, LA SEGUNDA RAPSODIA Y LA MARCHA DE LOS SINDARS DE “LIZT”, son de gran valor.

 

Las selecciones que más se usan como “SEDATIVOS” en los hospitales son:

AVE MARIA de “SHUBERT”

AVE MARIA de “BACH”

AVEMARIA de “GOUNOD”

AVEMARIA de “SAINT SAENS”

 

Son tónicos excelentes:

EN ALAS DE LA CANCION de “MENDELSSOHN”

SINFONIA PASTORAL de “BEETHOVEN”

SINFONIA HEROICA de “BEETHOVEN”

CANCION DEL TOREADOR.

CABALGATA DE LAS WALQUIRIAS de “WAGNER

RAPSODIA EN AZUL de “GERSHWIN”.

 

Son auxiliares en la depresión por la aflicción:

LAS SONATAS “PATETICA Y CLARO DE LUNA” de “BEETHOVEN”.

 

Trabajan como estimulantes:

Las Obras de GILBERT Y SULLIVAN.

La influencia de la música de Beethoven fue la precursora de la ciencia del “PSICOANÁLISIS” y de la “PSIQUIATRÍA”. Él fue un Maestro en la liberación de las emociones y aspiraciones humanas de modo tal que hizo claro tanto ayer, como hoy, su misión de “UNIFICAR LA MENTE Y EL CORAZÓN” en una verdadera comprensión en la formación de una raza espiritualizada.

Se ha encontrado que el cerebro trabaja en “ritmo”. Un prominente psiquiatra cree que el principio curativo de la música está en la íntima afinidad entre el ritmo y el organismo humano y la explicación científica de esto –demasiado larga para darla aquí– es muy interesante.

Este científico considera que la danza y el violín son los instrumentos más capaces de afectar al paciente, y que un trío, o cuarteto de cuerdas, es más efectivo que un solo instrumento. El tono, ritmo, tiempo, volumen e intensidad, todo afecta al paciente variadamente y tiene que ser ajustado a las necesidades individuales.

La terapia musical afecta al corazón y la circulación de la sangre, la hipertensión y el sistema muscular. Las disposiciones de ánimo quizás tengan un fundamento biológico; la música estimulante y vívida elimina la depresión, mientras que la suave y acariciante, aquieta la excitación e inquietudes.

Las más recientes y modernas composiciones con sus “disonancias, ruidos y desarmonías” y algunas veces “violentas discordancias”, que vienen del grupo de los metales, indican una fase particular del desarrollo racial, es esencialmente la “expresión de la naturaleza inferior que trata de influenciar todo el sistema de vida”.

Un psicólogo ruso ha encontrado que la música puede mejorar la visión, que el paciente puede ver más lejos y claramente que cuando hay silencio. Todos sabemos cuan necesaria es la música en la moral del ejército. En la industria también los ritmos musicales son de gran importancia.

Muchas plantas industriales hoy usan la música de diferentes modos, “música mientras trabajan” es un auxiliar para mayor eficiencia, menos tensión y mayor actividad productiva. Un dentista en Minneapolis ha construido una silla dental que toca música como anestésico, la música pasa por los mastoides y apaga los ruidos del esmerilado de los dientes y disminuye el dolor.

Ningún sonido es audible a los oídos. En la anestesia espinal se usa la música, se le dan audífonos al paciente que transmiten música cuidadosamente escogida que lo aísla de los sonidos del cuarto de operaciones y aquieta el sistema nervioso.

Los tonos musicales han dispersado o disuelto cálculos biliares que causan tan intensos dolores. Plutarco dice que “los tonos naturales y vivos de la flauta diseminan tranquilidad en toda el alma”, también producen tranquilidad en los órganos digestivos, de esto proviene la costumbre de la música en las comidas. Hay que recordar también que la música tiene un marcado efecto en las Glándulas de secreción interna (endógenas). La música también ha demostrado ser un auxiliar especial en el tratamiento de niños con diversos problemas, niños desordenados capaces de violencia, han sido curados con la música.

Se dice que la terapia musical llega al cerebro del niño, cuando este permanece cerrado a cualquier otro tratamiento. En los casos de neurosis de guerra-fatiga de combate- la música ha prestado un gran servicio. El canto en grupo se recomienda como valiosa medida para la salud.

El ritmo es beneficioso para el cuerpo y la mente, ocasiona una respiración apropiada, ayuda a la digestión y mejora la circulación. La música se recomienda muchísimo como una afición, muchos grandes hombres, desde Nerón, han tocado algún instrumento a más de sus ocupaciones naturales.

El tocar música da un desahogo emocional y medios de expresión interna. Aún la modesta armónica juega una parte principal en la terapia musical, pues es fácilmente aprendida. A Lincoln, Coolidge y Hoover, les agradaba tocar la armónica, y a Franz Schubert le gustaba hacer música con un peine.

En la confusión, tensiones y nervios exhaustos de hoy, la música no tiene igual como constructora y sostenedora de la moral. Promueve y restaura la cordura y la voluntad de seguir adelante ante los obstáculos y desastres. Es un llamado al valor y al poder, encima de las debilidades y fortalece la nobleza de carácter. Se recordará que la “Quinta Sinfonía de Beethoven significó para nuestros soldados en la última guerra”.

Deseamos pagar tributo completo al Gran Beethoven por lo que hizo y aún está haciendo en el desarrollo de las facultades superiores de la humanidad. A medida que la raza humana progrese y desenvuelva las facultades superiores del alma, el arte de la música indudablemente, adelantará igualmente, alcanzando nuevos y elevados niveles en su poder para influenciar el organismo humano y expandir la conciencia de la humanidad.

En ciertos periodos los grandes Iniciados han traído a la Tierra la magia de la música, las tonalidades de la música de ORFEO aquietaban mentes desordenadas e insanas. El Arpa de siete cuerdas de Duizol “El dulce cantor de Gersel” es otro ejemplo.

A medida de que haya desenvolvimiento de los poderes espirituales del músico el ser humano-a la par que se manifiestan dentro de su cuerpo, suenan despertando la “Llama divina interna de su ser”. La melodía terrena es la “oración de la humanidad” y de lo temporal hacia lo divino; la armonía es la respuesta de lo Divino y Eterno a la elevada oración del humano.

Se enseña que la música de las edades venideras superará las discordancias musicales de ahora, lo que dará lugar a la “concordia, unidad, a la armonía verdadera y ritmo puro, la melodía sufrirá una transformación y la música del futuro será constructiva, más bien que discordante y destructora de los nervios”. AMERICA es el lugar de edificación de la raza del futuro y los americanos se volverán receptivos a las nuevas ideas musicales a medida que sean proyectadas desde las esferas internas.

Músicos famosos y progresistas usaran nuevos y mejores instrumentos. Si algunos compositores se adhiriesen a las formas y métodos antiguos, los nuevos realmente los suplantarán, porque la discordia y la separatividad tienen que dar paso al “Plan de Armonía Universal”

Las potencialidades de la música son ilimitadas, igual que las del desarrollo humano, y el atributo constructor de la música coincidirá con el desenvolvimiento de la mente y el alma humanas. El desarrollo del oído musical de hoy capta solamente los primeros ritmos de la música de las

Esferas, sin embargo se desarrollará suficientemente para poder escuchar las “SINFONIAS COSMICAS” y se esforzará para traer al “Mundo Físico”, estas tonadas celestiales para el mayor bien humano. “En los tonos de la Novena Sinfonía de Beethoven, se encuentran las fuerzas curativas Planetarias del Sistema Solar entero”.